SANTA CLARA: UNA CIUDAD TOCADA CON MANOS DE MUJER

Fruto de una de las familias más ricas de la provincia y del país (dueña de dos centrales azucareros, el “San Francisco” y el “Dos Hermanas”, varias fincas y numerosos inmuebles en Santa Clara y La Habana), nace en Santa Clara el 13 de noviembre de 1845 Marta Abreu de Estévez.

Como joven de la mejor sociedad logró poseer una cultura refinada y una profunda instrucción. Pudo viajar muy joven a Europa y Estados Unidos, experiencias que le permitieron aumentar sus conocimientos y asimilar las ideas progresistas de la época

Pero su vasta fortuna y amplia educación no la alejaron de las ideas que se gestaban en pos de la independencia, y aún antes del alzamiento de las fuerzas rebeldes en Las Villas, ya Marta Abreu comienza a cooperar. Sus padres, preocupados por el avance de la revolución y el entusiasmo de las hijas, deciden trasladarse a vivir a La Habana en 1872

En la capital cubana conoce a quien sería su esposo, Don Luis Estévez, joven abogado con quien contrajo matrimonio en 1874 en contra de la voluntad de los padres de Marta, por considerar que el pretendiente solo deseaba la fortuna familiar. Pero la relación rápidamente se consolidó y los cónyuges además de un gran amor y una profunda comprensión, compartieron sus ideales patrióticos y humanistas.

Rica, por herencia, Marta Abreu decidió darle al dinero una función social. Destinó su cuantiosa fortuna al progreso material y cultural de su Santa Clara natal, así como a la independencia de nuestro pueblo. Con toda su energía decide consagrarse a luchar por las causas más nobles: ayudar a los más necesitados y contribuir a la liberación de Cuba.

En el año 1882 ella y sus hermanas construyen y habilitan dos colegios para niños pobres; uno de varones nombrado “Don Pedro Nolasco” en honor a su padre, y otro para hembras nombrado “Santa Rosalía”, en honor a la madre, ambos a un costo de 20 000 pesos

Algún tiempo después completan su obra con un tercer colegio, “La Trinidad”, dedicado a niños pobres de color, todos dirigidos a combinar la instrucción básica con el aprendizaje de oficios útiles para permitir a los alumnos enfrentar su vida futura

En los siguientes años construye primero uno y luego un segundo asilo para ancianos desamparados

En 1885 construye el teatro La Caridad, la institución cultural más importante de Santa Clara, para la cual dispondría de un financiamiento de 150 mil pesos.  Su recaudación tenía como fin garantizar el mantenimiento y sustento de los colegios y asilos, además de propiciar con su programación el desarrollo del mejor arte que existía o estaba de tránsito por el país.

En 1887 decidió construir 4 lavaderos que poseían un sistema de aprovechamiento de las aguas, y podían ser utilizados de forma gratuita por varias mujeres de manera simultánea. Con ello propiciaba mayor comodidad a las más humildes, contribuía a preservar su salud y evitaba la contaminación de las aguas del río que eran de vital importancia en aquel momento pues aún no existía acueducto

La ilustre mujer participó decisivamente en los aportes económicos que dieron lugar  a la construcción de la Estación del Ferrocarril, una de las más hermosas del país y que lleva su nombre.

A ella se debe también el monumento que perpetúa la memoria de los sacerdotes Hurtado de Mendoza y Juan de Conyedo, quienes dedicaron su vida a los pobres de Santa Clara, y la cimentación de un nuevo camino a la villa de Remedios.

También gracias a sus donativos financieros se edificó la Planta Eléctrica de Santa Clara. En el marco de los festejos que el pueblo y el gobierno de la villa organizaron por el gran acontecimiento de la electrificación de la ciudad, Marta realizó además, otras obras caritativas como fue  la entrega de máquinas de coser a muchachas de escasos recursos económicos, para que fueran utilizadas como instrumentos de trabajo que constituirían sus medios de subsistencia. También entregó sumas de dinero para beneficio de pobres, hospitales y  presos.

La Planta Eléctrica además de lo que significó como el más importante de los adelantos científicos del momento, era una fuente de empleo para el pueblo. En ella se exigía la atención al hombre y se ponía especial énfasis en preservar la salud, la atención médica y medicina gratuita, el pago por certificados médicos, incluyendo los funerales, en caso de fallecimiento de algún trabajador. Esto, en aquellos momentos, no era muy usual en la conducta de los patronos.

Otro aporte de Marta Abreu al desarrollo de su ciudad fue la construcción y habilitación de una estación meteorológica, de las más avanzadas de la época, para lo cual destinó 10 000 pesos oro.

En 1895 quedó dotado de todo lo necesario un dispensario para niños pobres nombrado “El Amparo”, que suministraba atención médica y medicamentos gratuitos a los niños enfermos, de familias sin recursos para pagar a un médico.

En mayo de 1886 Marta Abreu, construyó un edifico con tres departamentos: uno dedicado a la enseñanza hacia el cual se trasladó la Escuela Municipal  “Conyedo”, otro para la Policía y el tercero para el Cuerpo de Bomberos del Comercio. En 1899 regaló los instrumentos para la Banda de Música del Cuerpo de Bomberos

Al ocurrir el traslado de la escuela municipal, el edificio que había sido construido para esas funciones quedó desocupado y Marta ordenó a su primo Francisco Arencibia que realizara un trabajo de captación de aquellas familias desposeídas, para que ocuparan las diecisiete habitaciones, de las veinte con que contaba el local y las tres restantes serían entregadas a un conserje, nombrado para custodiar el lugar y preservar el orden interior; la cocina sería comunera así como el patio. Con este proyecto no sólo se proporcionaba la vivienda y la alimentación a un número de personas, sino que se integraban a la sociedad, que por su condición de mendigos, las marginaba; e incluso se previó un custodio para que reinara el orden y cuidado del edificio.

Donó en el cementerio una bóveda para los pobres.  Contribuyó a la reparación del camino a Camajuaní y a las reformas que se hicieron a la iglesia del Buen Viaje y a la de Encrucijada.

En el plano particular también ayudó a muchas personas y fue mecenas de artistas e intelectuales y  hombres de ciencia.

Con los esclavos Marta y Luis trazaron una estrategia más humana como fue la de no lanzarlos a vivir discriminados y sin empleo,  les entregaron parcelas de tierra para el cultivo de frutos menores, y una pensión. Los domésticos quedaron como empleados con sus salarios, de esa forma, bajo su protección, serían  respetados socialmente

Sus ideas independentistas, bien conocidas por las autoridades coloniales, la obligan a abandonar el país junto a su esposo. Se radica en Francia desde donde desarrolla una intensa labor conspirativa y de recaudación de fondos para la guerra. Se obtiene así, una valiosísima contribución monetaria para la gesta libertaria organizada por José Martí y el Partido Revolucionario Cubano.

De tan acendrado amor dejó constancias al afirmar: «Mi última peseta es para la República, Y si hace falta más y se me acaba el dinero, venderé mis propiedades; y si se acaban también, mis prendas irán a la casa de venta. Y si fuera poco, nos iríamos a pedir limosna por ella. Y viviríamos felices porque lo haríamos por la libertad de Cuba.»

En 1898 pasa a los Estados Unidos, y en 1899 se traslada a La Habana.  Cuando el gobierno de Estrada Palma termina para dar paso a la segunda intervención norteamericana en la isla, Marta y su esposo regresan de nuevo a Francia.

Su salud se haya muy quebrantada, y en 1908 se hace necesario operarla. Pero la operación realizada de forma urgente el 31 de diciembre de 1908 se complica y el 1 de enero de 1909 el estado de Marta es extremadamente grave. El día 2 de enero muere y a solo un mes de su deceso, el 2 de febrero de 1909, Don Luis Estévez, aquel del cual pensaron se casaba con Marta por interés, se quita la vida por ser incapaz de sobrevivir a la muerte de su amada.

Los restos de ambos fueron traídos a la Patria y depositados, por voluntad expresa de ellos, en el panteón donde reposaban los restos de los padres de Marta, en el cementerio de Colón en La Habana.

Enemiga de los homenajes, de los reconocimientos públicos, llevó una vida sencilla, callada y generosa. Cada 2 de enero Santa Clara llora la muerte de su benefactora. Hombres y mujeres depositan ofrendas florares ante la estatua, erigida en 1945, al celebrarse su centenario, con el objetivo de perpetuar su memoria. Sin embargo, su quehacer no se circunscribe a ese lugar si no que palpita en cualquier sitio de una ciudad que es su ciudad.

De ella diría Fermín Valdés Domínguez: «Su patriotismo es la cifra y la clave de todas sus excelsas virtudes», en tanto que el generalísimo Máximo Gómez opinó: «Si se sometiera a la deliberación en el Ejército Libertador el grado que a dama tan generosa habría de corresponder, yo me atrevo a afirmar que no hubiera sido difícil que se le asignara el mismo grado que yo ostento.»

Fuentes: Arocena, Berta.  Marta de los Angeles Abreu y Arencibia.  La Habana, 1945

Revista Mujeres

www.telecubanacan.co.cu

www.villaclara.cu

Be Sociable, Share!

12 pensamientos en “SANTA CLARA: UNA CIUDAD TOCADA CON MANOS DE MUJER

  1. avatarHilario Didion

    I’ve been absent for a while, but now I remember why I used to love this blog. Thanks , I?¦ll try and check back more often. How frequently you update your site?

  2. avatarEddie Ockleberry

    I’m extremely impressed with your writing skills as well as with the layout on your weblog. Is this a paid theme or did you customize it yourself? Either way keep up the excellent quality writing, it’s rare to see a nice blog like this one these days..

  3. avatarBlake Maisenbacher

    Its like you read my mind! You appear to know a lot about this, like you wrote the book in it or something. I think that you can do with a few pics to drive the message home a little bit, but other than that, this is excellent blog. A fantastic read. I’ll definitely be back.

  4. avatarGennie Ignoria

    Great ?V I should definitely pronounce, impressed with your website. I had no trouble navigating through all the tabs as well as related information ended up being truly easy to do to access. I recently found what I hoped for before you know it in the least. Reasonably unusual. Is likely to appreciate it for those who add forums or something, site theme . a tones way for your client to communicate. Excellent task..

  5. avatarNoma Altes

    I would like to thnkx for the efforts you have put in writing this web site. I’m hoping the same high-grade blog post from you in the upcoming as well. In fact your creative writing skills has encouraged me to get my own website now. Really the blogging is spreading its wings rapidly. Your write up is a good example of it.

  6. avatarRoxie Kinderman

    Great ?V I should definitely pronounce, impressed with your site. I had no trouble navigating through all tabs and related information ended up being truly easy to do to access. I recently found what I hoped for before you know it at all. Reasonably unusual. Is likely to appreciate it for those who add forums or something, web site theme . a tones way for your client to communicate. Nice task..

  7. avatarEthelene Gieseke

    Generally I don’t learn article on blogs, however I wish to say that this write-up very compelled me to take a look at and do so! Your writing style has been surprised me. Thank you, very great post.

  8. avatarZelma Rohlfing

    hi!,I really like your writing very so much! share we communicate extra about your post on AOL? I need a specialist on this house to resolve my problem. Maybe that is you! Having a look forward to look you.

  9. avatarDesmond Hinkel

    It is perfect time to make some plans for the future and it’s time to be happy. I have read this post and if I could I desire to suggest you few interesting things or tips. Maybe you could write next articles referring to this article. I want to read even more things about it!

  10. avatarhttp://sitab.pl

    Hi! I’m at work browsing your blog from my new apple iphone! Just wanted to say I love reading your blog and look forward to all your posts! Carry on the great work!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*