Cuando la vulgaridad aTRAPa

Esa “música”, denominada trap, pulula entre las y los adolescentes y es “lo último”

“İİİ¿¿Qué es lo que estoy oyendo??!!!”, así entre asombrada y escandalizada se mostró mi vecina cuando escuchó la música que salía del móvil de su hija. En realidad ella no podía creerlo porque si de algo la familia se había preocupado, era por criar a su prole lejos de la vulgaridad. “Imagínate que en mi casa no se dicen ni malas palabras”, explicaba.

Lejos estaba ella de saber que esa “música”, denominada trap, pulula entre las y los adolescentes y es “lo último”. A pesar de que el mensaje que traen consigo algunos de los temas deja mucho que desear, lo cierto es que el trap ha venido ganando espacios, las canciones son tendencia y los jóvenes enloquecen con ellas

Aunque la radio y la televisión en Cuba no la promueven, estas llegan a través de los medios alternativos como las memorias flash, de teléfono a teléfono, sitios de internet, redes sociales las ponen en discotecas y en los bares…

En resumen, es otro de los fenómenos a que se enfrenta la familia moderna en su antiquísimo, pero siempre necesario esfuerzo por fomentar valores en hijos e hijas. Si antes algunos reguetones nos hacían encender las alarmas, dedicar unos minutos a descifrar las letras de este nuevo género musical espantarán a no pocos padres y madres, pues no solo hablan explícitamente de sexo, drogas, del bajo mundo, riñas, armas, excesos, marginalidad… sino que a esa pobreza lírica suman el lenguaje más vulgar que llega a las groserías.

Todo esto sin contar que en su gran mayoría es una apología machista y misógina a la violencia hacia las mujeres.

Uno de los problemas que genera el contacto con este tipo de composiciones, es que generalmente las letras de las de las canciones de moda pasan a formar parte del argot popular, y en muchos casos se instauran como filosofía de vida, por lo tanto si van cargadas de frases peyorativas, degradantes y prosaicas, nunca será el mejor ejemplo para las nuevas generaciones.

Ahora cabe preguntar: ¿cuál es la razón por la que se han hecho tan populares estos temas, si lo que debieran es provocar repulsión? Hay varios motivos. Uno de ellos es que principalmente se cantan en castellano, de ahí que sea fácil comprenderlo y  aprenderlo, por otro lado el lenguaje obsceno suele vincularse a la irreverencia y la rebeldía propia de la adolescencia, es una ruptura con todos los cánones establecidos. El abordaje de manera explícita del sexo, un tema tabú por tanto tiempo, despierta morbo.

Además, más que canciones, son estribillos que se repiten constantemente a lo largo de una pista, de ahí que sea muy fácil aprendérselos. En resumen que está pensado para pegar, o como dirían algunos de sus más famosos intérpretes “Es flow puro”.  Haciéndole honor a su nombre, el trap se puede convertir en una verdadera trampa de la que es difícil salir.

Hasta el momento sólo me he referido a lo que se dice en las canciones, pero punto aparte merece la forma de bailar. Los videos clip muestran cuerpos casi desnudos (principalmente de mujeres), con movimientos convulsivos, claramente sexuales, o más bien pornográficos. Pero como esos videos son el botón de muestra, así mismo se mueven nuestros hijos e hijas en fiestas, discotecas, (incluso discofiñes).

O sea, que sin tener en cuenta un mínimo de responsabilidad social con la información que se brinda, quienes reproducen y divulgan este tipo de música, no les preocupa el daño que ocasionan en la formación de las nuevas generaciones.

Es por ello que la familia está llamada a alertar, demostrar, y argumentar acerca de lo nocivo que resulta esta “moda”.

Cada vez es más importante estar al tanto del mundo en que se mueven chicos y chicas, pues este excede a los límites del hogar. El control o al menos el conocimiento del contenido que se almacena en sus medios electrónicos (móviles, tabletas, computadores) vuelve a ser necesario, a fin de evitar que la vulgaridad se entronice.

Una vez más recomiendo compartir con ellos y ellas en las redes sociales, es una manera de velar por lo que les llega, sin que “aparentemente” se viole su privacidad.

En resumen, estar al tanto de las novedades de la vida moderna se está convirtiendo en un imponderable para las y los adultos de casa, pues será la única manera de enrumbar, de la mejor manera posible el camino de la vida de los más jóvenes.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*